Skip to main content

Parodi, Isidro

Index: Palabra liminar, Seis problemas para don Isidro Parodi, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 16, 17, 18. Seis problemas para don Isidro Parodi, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 21-121. El signo, Dos fantasías memorables, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 140. A manera de prólogo, Un modelo para la muerte, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 147. Dramatis personae, Un modelo para la muerte, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 149. Un modelo para la muerte, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 173, 175, 177, 181, 183, 185, 188-90, 192-95. El ojo selectivo, Crónicas de Bustos Domecq, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 342n. Esse est percipi, Crónicas de Bustos Domecq, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 360. Penumbra y pompa, Nuevos cuentos de Bustos Domecq, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 426. El cuento policial, BO,Borges, oral. Buenos Aires: Emecé/Universidad de Belgrano, 1979. 80. De la alta ambición en el arte, TR2,Textos recobrados 1930-1955. Buenos Aires: Emecé, 2001. 354.
Type
N

the first imprisoned detective, character in Bustos Domecq and Suárez Lynch stories

Parodi: “Parodi”: Isidro Parodi, el primer detective encarcelado, cumple una condena por un asesinato que no ha cometido. Sin moverse de su celda, resuelve los enigmas que le van presentando los visitantes en Seis problemas y en Modelo; es también personaje en “Penumbra”, uno de los Nuevos cuentos. Sobre la elección del apellido Parodi para el detective, dos comentarios de Borges: “Desde que la gente leyó a Joyce se complace en las alusiones. Las alusiones agradan aunque no sirvan. Yo escribí algo sobre Alejandro de Macedonia, y un crítico señaló la alusión a Macedonio Fernández. Otro me dijo que a don Isidro le habíamos puesto Parodi porque era el principal personaje de un libro paródico. Nunca pensamos en eso: le pusimos Parodi porque nos hizo gracia la observación de Doblas [“Alfredo Doblas fue compañero de Borges en la Biblioteca Miguel Cané, en 1937−46.”, Borges 1618] de que en este país todos los italianos se convierten en criollos viejos. Quisimos poner un criollo viejo de apellido italiano, pero evitando esos apellidos que Carriego llamaba despectivos.” (Borges 1455). En un diálogo con Osvaldo Ferrari, Borges comenta: “−Sí, nosotros elegimos el apellido “Parodi”, curiosamente, e increíblemente no pensamos en Parodi y en “parodia”. No, pensamos que hay apellidos italianos que no se oyen como italianos sino como criollos. Y yo pensé, bueno, esos apellidos serían, por ejemplo, Ferry [sic], que no se oye como italiano, Molinari, que no se oye como italiano; Parodi, que no se oye como italiano. / −Claro, es cierto. / −Sí, y además, recordé una frase de un amigo mío, que decía que todos los criollos viejos fueron, en su tiempo, gringos, ¿no? […] Que la vejez del gringo, en Buenos Aires, es la del criollo viejo. Y es verdad.” (Reencuentro 144−145). Sobre los modelos que inspiraron el personaje de Isidro Parodi, cf. “Goliadkin” i §1.