Skip to main content

Jannings, Emil

Index: Las previsiones de Sangiácomo, Seis problemas para don Isidro Parodi, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 66-67. Prisioneros de la tierra, BC,Borges y el cine. Buenos Aires: Sudamericana, 1974. 62. Cinematógrafo: Prisioneros de la tierra, BS,Borges en Sur 1931-1980. Buenos Aires: Emecé, 1999. 197. El cinematógrafo, el biógrafo, TR1,Textos recobrados 1919-1929. Buenos Aires: Emecé, 1997. 382, 383.
Type
N

stage name of Theodor Emil Janenz, German film actor, 1882-1950

Parodi:nombre artístico de Theodor Friedrich Emil Janenz (Rorschach, Suiza, 1884-Strobl, Austria, 1950), actor de cine de gran popularidad en Alemania durante el nazismo, Actuó en las tres películas que se mencionan en el cuento: Alta traición (título original The Patriot) estrenada en 1929 y dirigida por el alemán Ernst Lubitsch; El ángel azul (Der blaue Engel, 1930), la primera película sonora de Josef von Sternberg, basada en la novela Professor Unrat de Heinrich Mann, en la que Jannings trabajó junto a Marlene Dietrich. A partir de 1927 vivió en Hollywood y allí actuó en varias películas mudas; en 1929, el año inicial del premio al Mejor Actor, recibió el Oscar por su actuación en The Last Command (La última orden, 1928), también dirigida por von Sternberg, y en The Way of All Flesh (cf. infra” ii §3). Cuando en 1927 se estrenó The Jazz Singer (El cantante de jazz), la primera película hablada, el fuerte acento alemán de Jannings puso punto final a su carrera en USA y regresó a Alemania; en 1930 tras El ángel azul, la demanda de sus servicios fue declinando hasta que Joseph Göbbels lo contrató para filmar películas de propaganda del régimen. Además, Jannings colaboró en la campaña electoral para Hitler en 1938 y llegó al directorio de la productora internacional Tobis Film. En 1941, tras el gran éxito de la película de propaganda Ohm Krüger, en la que actuó y fue productor, fue nombrado “Artista del Estado” y colmado de honores. Bajo el régimen nazi, siguió filmando películas de propaganda y llegó a la dirección de la UFA (cf. sobre la paroductora UFA cf. Modelo iv §2). Tras la rendición, el comando aliado de Berlín prohibió que volviera a filmar. Se retiró a Austria, país en que murió en 1950. Un año más tarde se publicó su autobiografía, Emil Jannings: Theater, Film. Das Leben und ich. Autobiographie, (traducción al inglés: Life and me). En un artículo publicado en 1929 dice Borges de Jannings: “No puedo transcribir nada de él: su vocabulario vivo de gestos, su directo idioma facial, no me parece traducible a otro alguno. Jannings, además de las agonías de la tragedia, sabe rendir estrictamente lo cotidiano. Sabe no sólo agonizar […] sino vivir. Su estilo, hecho incesantemente de realizaciones minúsculas, es tan sin ostentación y tan eficaz como el de Cervantes o el de Butler.” (“Cinematógrafo” 383). Jannings es mencionado también más adelante, cf. vi §19.