Skip to main content

Acopio de pullas y de gracejos

Index: Deslindando responsabilidades, Nuevos cuentos de Bustos Domecq, OCC,Obras completas en colaboración. Buenos Aires: Emecé, 1979. 450.

Mir y Baralt, 1934

Parodi: “Acopio de pullas y de gracejos (Madrid, 1934) de don Julio Mir y Baralt”: supuesta obra en la que se registraría una situación crítica vivida por el Molinero. En Borges 216, una nota al pie, Daniel Martino puntualiza: “En “Deslindando responsabilidades” (1977), Borges y Bioy mencionan a un tal Julio Mir y Baralt, cuyo nombre es una portmanteau word tomada de Julio Cejador y Frauca, Juan Mir y Rafael María Baralt.” De los nombres que se fusionan en el de este supuesto autor, Julio Cejador y Frauca es mencionado en Seis problemas (cf. “Sangiácomo” iv §7). Juan Mir y Noguera (1840-1917), fue un jesuita español que dedicó sus mayores esfuerzos a la tarea de mantener la pureza de la lengua liberándola de galicismos. En su Prontuario de hispanismos y barbarismos (1908) y su Rebusco de voces castizas (1907) recopiló de todos los clásicos castellanos las locuciones, modismos, formas adverbiales y prepositivas; sobre la base de esa selección estableció la dicción y casticidad de una palabra o frase; completó los diversos capítulos del Prontuario con un catálogo de escritores incorrectos, acompañando cada ejemplo con una cita. En Borges 1044, apunta Bioy: “Hablamos del padre Mir, de sus Rebuscos −todas las palabras le parecían pocas− y reconocemos que ellos también, Mir, Baralt, etcétera, recomendaban el procedimiento de la huida: terror al galicismo, prevención contra cualquier barbarismo. No por lo tanto, sino por tanto; no en el futuro sino en lo futuro, no de inmediato, no constatar, etcétera (ad nauseam).” En Descanso 299, en el apartado sobre “los libros que más asiduamente manejaba en mis albores de escritor”, menciona Bioy Prontuario de hispanismo y barbarismo [sic], del padre Mir.” Rafael María Baralt (1810−1860) fue poeta, abogado, ingeniero, filólogo, crítico literario y político venezolano. Su obra más célebre, Resumen de la historia antigua y moderna de Venezuela, el primer ensayo de su género escrito en Venezuela, fue publicada en París en 1841. Trabajó en la elaboración de un Diccionario crítico−etimológico de la lengua castellana que quedó inconcluso y de un Diccionario matriz de la lengua castellana (1850), un proyecto monumental que pretendía ser el inventario general de la lengua española y del que sólo se editó un “Prospecto”. Su último trabajo como lingüista fue el célebre Diccionario de galicismos ó sea de las voces, locuciones y frases de la lengua francesa que se han introducido en el habla castellana moderna, con el juicio crítico de las que deben adoptarse, y la equivalencia castiza de las que no se hallan en este caso (1855), el primer diccionario de este tipo del idioma español. Desde 1843 vivió en España donde colaboró en diversas publicaciones y dirigió la Gaceta de la Corona; fue el primer latinoamericano elegido para ocupar una silla en la Real Academia. Para el apellido ‘Baralt’ en Bustos Domecq, cf. Crónicas “Prólogo” §4.